miércoles, 6 de mayo de 2015

De Vilamorta a Carballiño ( Itinerario literario de El cisne de Vilamorta )

Emilia Pardo Bazán
En el siglo XIX, época del Realismo, los escritores quisieron "fotografiar " la sociedad del momento describiendo lugares, personas o hechos con todo detalle. Para ello, se documentan concienzudamente y retratan aquella sociedad y lugares que les son familiares.
Eso ocurrió con Emilia Pardo Bazán que se sirvió de su Coruña natal ( Marineda ) en La tribuna  ( 1883 ) y de O Carballiño en El cisne de Vilamorta ( 1884 ).
Emilia Pardo Bazán se había casado con José Quiroga, natural de Banga ( O Carballiño ) en 1868. Los Quiroga tienen una casa en Carballiño en la Plaza Mayor , que se conserva hoy, y varias posesiones en la zona, entre ellas el Gran Balneario de aguas termales y el pazo de Banga. Durante los veranos, el matrimonio pasaba temporadas en Carballiño y en la época de las vendimias, en el pazo de Banga.
 
Pazo de los Quiroga en Banga
 
EL CISNE DE VILAMORTA : Leocadia, la maestra de Vilamorta, ama apasionadamente al joven y apuesto Segundo ( el cisne ) al que recibe en su casa y de vez en cuando hace algún obsequio, ya que Segundo aunque estudió derecho , no trabaja. Leocadia tiene un hijo deficiente producto de una violación incestuosa de un tío con el que vivía en Ourense. Segundo aspira a conseguir una colocación en Madrid que le permita darse a conocer en el mundo literario de la capital. Llega a Vilamorta un político influyente ( don Victoriano ). Viene a curarse con las aguas del balneario. El poeta se enamora de la joven mujer del político ( Nieves ) y ella coquetea con él , pero el marido muere y la viuda marcha a Madrid sin querer saber nada de Segundo ...

Desde hace algunos años vengo realizando el itinerario literario de El cisne de Vilamorta con mis alumnos de 4º de ESO. No pretendo tomar la literatura como documento histórico fiable ya que mis propósitos son otros. Por un lado, evidentemente, el conocimiento de la obra y de la insigne escritora, pero por otro, no menos importante, aunar Literatura e Historia y que los alumnos aprecien ese pequeño patrimonio que sigue en pie, aunque a veces esté desfigurado por la mano del hombre  o el paso de los años. Así hemos localizado más de una docena de edificios construidos antes de 1883 y los estudiantes han realizado el perímetro de lo que sería Carballiño ( Vilamorta ) a finales del siglo XIX. Además, han visto dónde vivían las distintas clases sociales, por qué sitios paseaban ( calle del Recreo, hoy Rosalía de Castro ), en dónde estaban las tiendas (  calle del Comercio, hoy Tomás Mosquera ) , las dos farmacias ( Tomás Mosquera 2 y  bajos de la casa Quiroga ), en qué lugar paraba el coche de línea  que venía de Ourense ( entraba por la carretera de Ribadavia  y tenía la parada en la Plaza Mayor en donde se conservan algunos edificios de la época como el Concello o la casa de los Quiroga ) las ferias  ( Alameda, soportales de Rosalía de Castro y aledaños ), costumbres ( en las casas ricas se elaboraba el vino tostado para las visitas  importantes y fiestas ). Los alumnos reconocieron los fuegos artificiales de la noche anterior al día grande de las fiestas de septiembre, a los agüistas tomando las aguas sulfurosas o dándose un baño en unas pozas ( el edificio del Balneario es posterior, de 1900 ) o incluso acompañamos a los protagonistas, el poeta Segundo, Nieves y su marido don Victoriano, en sus paseos hacia el Puzo do Lago, el Pazo de Banga ( Las Vides en la novela ) o al río Arenteiro ( Aveiro )...


ITINERARIO DE LA NOVELA .
 
Haciendo el itinerario de la novela por las calles de Carballiño
Por algunos datos de la novela, el tiempo histórico en que se desarrolla la acción son los primeros años de la Restauración, 1876-78.
 
 
Comenzamos el itinerario por la plaza dedicada a Emilia Pardo Bazán, en donde hay un busto de la autora y una placa .

La primera alusión a Vilamorta, O Carballiño , la encontramos al comienzo de la novela:

casa construida por Perfectino Viéitez
" Realmente  Vilamorta es una colmena en miniatura, una villita modesta, cabeza de partido. No obstante, bañada por el resplandor del romántico satétite, no le falta a Vilamorta cierta grandiosidad como de población importante, debida a los nuevos edificios que, con arreglo al orden arquitectónico peculiar de las grilleras, levanta a toda prisa un americano gallego, recien venido con provisión de centenes ".
El texto anterior habla de un indiano que está construyendo edificios de varias alturas ( grilleras ). Se refiere a Perfectino Viéitez. En Carballiño promovió la construcción de varios edificios. El que se cita en el texto- y aparece en la imagen- está en el número 3 de la Plaza de los Hermanos Prieto ( antigua plaza de San Pedro ). Otro de los edificios construidos por Perfectino Viéitez está en la calle Rosalía de Castro, 8 ( en la época de Pardo Bazán esta calle se llamaba la del Recreo ).
Se hace notar a los alumnos que, estos pueden considerarse los primeros " rascacielos " de Carballiño, teniendo en cuenta que en la época la mayoría de los edificios tenían solo una planta.

Fonte pública do Concello

" No con menor recato atravesó la plaza del Consistorio, orgullo de Vilamorta, y en vez de unirse a los grupos de gente que gozaba el fresco sentada en los bancos de piedra  próximos a la fuente pública se escabulló por un callejón lateral, y cruzando retirada plazoletilla que sombreaba un álamo gigantesco, se dirigió a una casita medio oculta por el árbol ".

Visitamos ahora la fuente del concello aludida también en el texto cuando Segundo va a ver a su amada Leocadia. Anotamos el año de su construcción. También se hace notar a los alumnos que allí comienza  el barrio de Flores ( el más antiguo de Carballiño ) y donde vivía la gente más modesta : ya en la época de Pardo Bazán había  una clara división de los barrios en función de las clases sociales, a pesar de que Carballiño era una pequeña  " villita ".

Casa de los Quiroga: en su bajo se situaba la botica de doña Eufrasia

" Los centros de reunión más frecuentados eran dos boticas, la de doña Eufrasia, situada en la plaza, y la de Agonde, en la mejor calle. Agachada en el ángulo tenebroso de un soportal, la botica de doña Eufrasia  era lóbrega; la alumbraba a las horas del conciliábulo un quinqué de petroleo, con tufo, y hacían su mobiliario cuatro sillas mugrientas y un banco ".

A finales del s. XIX Carballiño tenía ya dos farmacias o boticas .
Por los datos que da la autora, podemos localizar perfectamente en dónde estaba la botica de doña Eufrasia : la casa , que todavía se conserva, está situada en la Plaza Mayor o del Concello y pertenecía al marido de Emilia Pardo Bazán : José Quiroga .

Concello de O Carballiño

" Entraba el coche de Orense  por la parte del soto, y al resonar sus cascabeles y campanillas, el trote de sus ocho mulas y jacos y el carranqueo de su pesada mole , los vecino de Vilamorta se colgaron de los balcones, se asomaron a los portales; sólo la botica reaccionaria permaneció cerrada y hostil ".
(...)  Estalló  la charanga, formada ante el ayuntamiento, en ensordecedor preludio y el primer cohete salió pitando, despidiendo chispas... Lanzose el grupo en masa hacia la portezuela para ofrecer la mano,el brazo, cualquier cosa . ( ...).

El coche de línea que viene de Ourense y trae a D. Victoriano y su mujer Nieves, tiene la parada en la Plaza Mayor, delante del consistorio. El Consistorio ( Concello ) se inauguró en 1862 en el solar en donde estaba la antigua sede. El edificio que aparece en el texto anterior es el mismo que conocemos hoy pero con un solo piso.

Gran Balneario de O Carballiño
" Durante las pesada siestas de Vilamorta, mientras los agüistas digerían sus vasos de agua mineral y compensaban la madrugona con un letargo reparador, los músicos aficionados de la banda popular ensayaban las piezas que pronto ejecutarían reunidos ".
( ... ) Era la misma hilera doble de olmos, alineada sobre el río, el espumante y retozón Aveiro , que se ecurría a borbotones, en cascaduelas mansas, con rumor gratísimo, besando las peñas gastadas y lisas por el roce de la corriente. ( ... ) ".

Las aguas minero medicinales de Carballiño fueron declaradas de " interés público " en 1816. El edificio del Balneario que conocemos hoy no existía cuando se escribió el libro ( es de 1900 ) pero comprobamos cómo el manantial ya era conocido en la época de doña Emilia , viniendo ya agüistas a la villa por esas fechas. El Gran Balneario era y es propiedad de la familia Quiroga.
El río Aveiro  se identifica con  el Arenteiro, nombre que la escritora formó a partir de los nombres Avia y Arenteiro.



Mª Mercedes Taboada Oterino.  Profesora de Língua e Literatura Castelá.  IES  Nª 1
 
 
 
 
 







 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario